¿Cómo instalar una cortina enrollable?

Dentro de las alternativas más utilizadas para vestir ventanas, están las cortinas enrollables. Son rápidas de instalar, económicas y no quitan mucho espacio al interior de la habitación. Se fabrican en diferentes materiales: papel, yute, madera y bambú, con texturas y coloridos que combinan muy bien con todo tipo de ambientes. Cada tipo viene en determinadas medidas y colores. Aquí podrá ver el sistema de instalación de las cortinas de papel



Paso 1 - Ajustar el ancho de la cortina

Presentar la cortina sobre la ventana. Si sobresale más de lo requerido, modificar su ancho cortándola con tijeras en ambos lados. El borde de madera se corta con sierra.

Asegúrese de cortar ambos lados por igual, teniendo la precaución de dejar el borde —como mínimo— a 2,5 cm de distancia de las poleas.



Paso 2 - Marcar la posición de los tarugos

Con la ventana abierta, sujetar la persiana para marcar en la pared la posición de los tarugos.

Ayudarse con un nivel para establecer la horizontal.



Paso 3 - Perforar el muro

Con un taladro, hacer una perforación de unos 5 mm de diámetro a cada lado de la pared en la zona donde se van a insertar los tarugos (no incluidos en el kit).





Paso 4 - Instalar los cáncamos

Una vez puestos los tacos, insertar los cáncamos.





Paso 5 - Colgar la cortina

Colgar las persianas con las poleas mirando hacia adentro.






Paso 6 - Probar el sistema

Bajar la persiana y equilibrar las cuerdas.








Paso 7 - Fijar las abrazaderas

Fijar la abrazadera en la pared, al lado de la ventana.

Subir o bajar la persiana a la altura deseada y fijar las cuerdas en la abrazadera.


Suele ser una tarea muy sencilla y si se siguen los pasos indicados se hace en poco tiempo, pero si prefieres contar con un poco de ayuda puedes llamar a nuestros expertos, quienes estarán a tu disposición en cualquier momento del día.