Cómo mantener siempre limpia la mampara de vidrio

Actualizado: mar 5




Las mamparas de la ducha son uno de los elementos que más cuesta tener siempre limpios. Dado su uso casi diario, es fácil que la humedad y la suciedad se acumulen en ella y aparezca el desagradable moho, polvo e incluso mal olor. Esta suciedad impide que una bonita mampara luzca brillante, por lo que además le resta atractivo al cuarto de baño

No obstante, con unos sencillos trucos nos resultará la mar de fácil tener siempre limpia esta mampara, especialmente si es de gran calidad como las mamparas de vidrio


Secar la mampara después de cada uso

Adquirir la costumbre de secar con un trapo o con la propia toalla la mampara cada vez que nos duchemos será clave para que este elemento esté siempre reluciente con un mantenimiento mínimo. Con este sencillo gesto impedimos que la humedad, el moho y los ácaros se vayan incrustando y secando hasta resultar más complicada su limpieza. Por ello, tan sólo será necesario limpiar la ducha una vez a la semana. Después de cada uso conviene también ventilar el baño para impedir que se retenga dentro la humedad.


Mezcla de bicarbonato y vinagre para las manchas difíciles

Si algunas manchas como la cal se resisten en las mamparas de cristal, un truco casero muy eficaz es mezclar bicarbonato con limón hasta obtener una mezcla espesa. Con ayuda de unos guantes extenderemos la mezcla por toda la mampara esta cubrirla. Dejamos pasar unos veinte minutos y procedemos a enjuagar la mampara con agua y la ayuda de una esponja o trapo si lo estimamos necesario. El resultado te sorprenderá.


Vinagre blanco y agua para devolver el brillo

Si notamos que con el paso del tiempo nuestra mampara pierde brillo y tiene un aspecto más opaco y amarillento, este otro truco hará que el cristal brille como el primer día. Para este consejo necesitaremos tan sólo vinagre blanco y agua caliente a partes iguales. Una vez mezclados, con ayuda de un spray rociaremos la mampara, dejaremos actuar media hora y aclararemos con agua. El vinagre reblandecerá las manchas incrustadas, con la ventaja de no oscurecer el cristal ni las propias manchas más aún, algo que sí ocurre con algunos productos químicos.


Mamparas de plástico

Las mamparas cuyo material es diferente al vidrio lo tienen más complicado para durar más tiempo radiantes como el primer día, ya que algunos materiales como el plástico tienden a ponerse amarillentos con más facilidad y a dar un aspecto mucho más descuidado.

En estos casos, para eliminar las manchas un producto muy eficaz es el amoniaco, especialmente para eliminar la suciedad y el moho acumulado de los carriles y las hojas de la mampara.



Limón contra bacterias

Las bacterias son las grandes causantes del moho, y para impedir que estas se conviertan en esta suciedad tan desagradable y a veces complicada de eliminar, un truco es rociar un spray de jugo de limón al menos una vez a la semana sobre la mampara. Con esto eliminaremos las bacterias y la mampara durará mucho más tiempo limpia.


Recuerda que también puedes contratarnos para realizar este servicio con la mejor calidad, cotiza aquí www.expertos.pe.